3 razones por las que tus textos no venden

Ahh, el poder de las palabras… Si tú o tu marca tiene presencia digital, sabes muy bien lo importante que son tus escritos para enamorar a tus clientes y lograr las deseadas ventas. Pero, ¿qué pasa cuándo no ves resultados? No es el fin del mundo, créeme.  Hoy te voy a compartir 3 razones por las que tus textos no venden, para que puedas corregirlos y voltear la tortilla.

Te voy a hablar de algunas malas costumbres que se tienen a la hora de escribir textos persuasivos. De hecho, lo más probable es que no te hayas fijado en ellas antes, por lo comunes que son. Sin embargo, créeme que cambian la jugada por completo.

Textos que venden

1. Dices lo mismo que tu competencia

Te pongo en situación: Vas a escribir un texto para tu marca y, ¿qué es lo primero que haces?

Quizás es ver cómo tu competencia directa comunica el tipo de mensaje que buscas. “Si a ellos les funciona, ¿por qué no me funcionaría a mí?”, podrías preguntarte.

Este método es perfecto para salir del síndrome de la página en blanco, pero no te está ayudando a vender. Muchas marcas utilizan el mismo mensaje una y otra vez, sin que éste tenga un objetivo alguno.

A estos mensajes repetidos se les pueden llamar “lugares comunes” o “tópicos” y no son más que frases que se han usado tanto entre marcas, que han dejado de tener sentido.

Identificarlas dependerá de la industria. Sin embargo, aquí van algunas bastante genéricas:

  • “Lleva tu XXXXX a otro nivel”
  • “No te lo puedes perder”
  • “Alcanza tu mejor versión”

¿Qué tiene en común estas 3 frases?

  • No te están diciendo nada realmente.
  • Han sido tan usadas que han perdido el impacto.
  • Quedan muy bien con varios tipos de negocio, por lo que no lograrás diferenciarte con ellas.

PROTIP: Cuando vayas a escribir un texto, piensa en el valor diferencial de tu producto y arma tu copy en base a eso y a tu cliente ideal. Créeme, ni siquiera hará falta revisar los escritos de la competencia.

2. Compartes mensajes vacíos

¿Recuerdas cuando dije “no estar diciendo nada realmente”?

Esto no solo pasa con las frases comunes, también sucede cuando estás tratando de describir tu producto o servicio y no estás siendo específico con tu propuesta de valor. Veamos esto de forma más clara con un ejemplo.

Imagina que estás buscando una agencia de marketing digital y lees la siguiente descripción:

“Somos un equipo multidisciplinario que ofrece a sus marcas una comunicación integral con creatividad, estrategia y tecnología”

¿Esta frase incentiva la venta? ¿Deja claro el diferencial de la marca?

Analicemos este escrito de forma más minuciosa:

  • Equipo multidisciplinario: es algo obvio y además nada aporta al cliente.
  • Comunicación integral: este término no es específico y tampoco dice cómo beneficiará al cliente.
  • Estrategia y tecnología: ¿qué tipo de estrategia? ¿qué tecnologías?

PROTIP: Cuándo estés en la etapa de edición, con cafecito en mano y con mucha atención, revisa con cuidado tus textos y verifica que tus frases si estén transmitiendo el mensaje objetivo y la propuesta de valor de tu marca.

Textos persuasivos en edición

Sigamos con la última de las razones por las que tus textos no venden. Que puede ser la que más genera confusión al redactar:

3. Solo hablas de ti

Sí, queremos conquistar a nuestros clientes con nuestros textos. Pero, imagínate que en la primera cita, la otra persona solo hable de sí misma. No es una buena forma de conquista.

Además, la cruda realidad es que: las personas solo se interesan en sí mismas. ¿Qué quiere decir esto? Que tus clientes quieren sentirse escuchados y comprendidos.

Entonces te preguntarás: ¿cómo describo mis productos y servicios sin hablar de solo de la marca?

Tampoco es que nos vamos a poner misteriosos. Aquí es donde el sentido común juega un papel importante y tenemos que tomar decisiones en cómo usar a favor nuestras características y beneficios.

Ésta última palabra es muy importante, al hablar de beneficios, le haces saber a tu cliente que tienes la solución para sus problemas. Es allí donde hay que poner el foco.

De igual forma, ten cuidado con los adjetivos y superlativos que uses, tales como “el mejor”, “el favorito”. Éstos solo masajean el ego y no convencerás a tu lector con tan solo el hecho de decirlo, porque a él no le consta.

De nuevo vayamos con otro ejemplo, ésta vez imaginemos que el producto es un yogurt light.

Cuando solo hablas de ti:

  • El yogurt con el mejor sabor y sin azúcares añadidos.

Mensaje dirigido a tu cliente:

Con este yogurt podrás comer rico y sin culpas, ya que no tiene azúcares añadidos.

Estas son las 3 razones por las que tus textos no venden. Con práctica y detalle, podrás dominar el arte de escribir textos persuasivos. Espero que estos tips te sean de mucha ayuda y que empiecen a rockear las ventas.

The following two tabs change content below.

Nailimer Wasveiler

Soy community manager, content strategist y bailarina. Mi pasión siempre ha sido crear: amo escribir, diseñar, planificar proyectos y crear coreografías. Soy inquieta por naturaleza, curiosa por vocación y amante de los retos.
Soy community manager, content strategist y bailarina. Mi pasión siempre ha sido crear: amo escribir, diseñar, planificar proyectos y crear coreografías. Soy inquieta por naturaleza, curiosa por vocación y amante de los retos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Comunícate con nosotras!