ablanda el corazón crece conéctate

Ablanda el corazón

Semana Santa un tiempo de renovación espiritual y humana. Dios nunca nos abandona, nos  ama profundamente y la mayor prueba está en la muerte de su Hijo nuestro Señor Jesucristo en una cruz.

En los momentos de mayor desespero es seguro pensar: Dios no me escucha o nunca estuvo allí cuando lo necesité. Sin embargo Él es un caballero que no pasará a menos que sea invitado. Docilidad y humildad que tan solo se logra cuando se ablanda el corazón.

También existe el poder del libre albedrío, decidir el camino a seguir sabiendo que todo tiene una consecuencia, una responsabilidad, nos guste o no he allí el precio de la verdadera  libertad. Así como Judas vendió por unas cuantas monedas a nuestro Señor Jesucristo, sin arrepentimiento, Pedro lloró amargamente y pidió perdón por obrar de manera equivocada. ¿Quién tomó la mejor decisión? A través de nuestras acciones y de la pureza de intención se sabe cuando se ablanda el corazón.

Como siempre nada de lo que se dice fácil lo es

Y sí, hay un proceso también rendición y hasta mirar cómo es que lo está logrando el que tengo al lado; además de varios intentos de por medio, mientras pasa un día tras otro.

En este tiempo de reflexión, he podido descubrir lo importante que es sujetarte tan fuerte como sea posible de la mano de tu fe, tu espiritualidad.

Eso sí, asegúrate de que sea verdadera, con tradición apostólica y que te haga ser una mejor persona; más humilde, compasiva y dispuesta a dejarte guiar. Para ello ten docilidad y ablanda el corazón.

Renovación humana, será posible cuando te despidas de la persona que fuiste y quede aquel lugar donde poder regresar sólo a buscar los aprendizajes que te permitan seguir adelante. Renovación espiritual, cuando la redención te lleva hacia un camino de mayor sentido.

Ablanda el corazón
Ablanda el corazón

En realidad ya no queda tiempo…

Cuando han pasado décadas antes de poder descubrir que la vida es corta en demasía para gastarla en excesivas preocupaciones. Planificación del futuro y la acumulación de bienes que no podrás llevarte cuando abandones esta vida.

Cuanto mejor será sembrar y dar de ti los mejores frutos posibles dejándote guiar por tu corazón. En ese punto de encuentro, en ese lugar sin temporalidad, no hay errores, ni clamor que no sea atendido.

Esperar en la orilla a que seas salvado, es señal de pereza y comodidad cuando lo que se necesita es acercarse, a paso corto o agigantado, con seguridad o con las piernas temblando.

Tan solo dale, tu testimonio es necesario. Y nada puedes perder si sabes que andas en el camino correcto, la mejor elección tan  solo te la confirma Dios.

Él es el único que no te va a juzgar si tropiezas, o si la experiencia no resultó como deseabas.  Pero sí que tendrás que rendirle cuentas por el bien que dejes de hacer.

Hay gente esperando escuchar lo que tienes que decir y a ellos puedes llegar si se ablanda el corazón haciéndose dócil y humilde.

Días santos son para la apertura y humildad. También para la reflexión y oración silenciosa que te acerca a la verdad que hay en tu corazón y te habla tan sutilmente que ya no necesitas preguntar ni buscar afuera.

Dios no hace escándalo, pero si abres tu corazón, la emoción puede ser y es indescriptiblemente hermosa.

Mes de la mujer, corazones fuertes

Y se preguntarán porqué este preámbulo con enfoque preferente en la celebración católica más importante del año. Es que se conmemora el gran avance, por medio de la fe,  en  el respeto y honra a la mujer que con compromiso educa a su familia en  fe,  la devoción, y  la oración silenciosa que hacen cada vez más fuertes espiritualmente  a los integrantes de las familias y de los grupos.

Grandes virtudes la que nos deja la primera y más grande mujer y madre de toda la humanidad. La Virgen María, en sus virtudes más resaltantes de prudencia, caridad, humildad, paciencia, perseverancia y obediencia entre otras.

Tan actuales son que nos permiten reconocernos en un importante rol que sirve para activar el motor por excelencia del ser humano, el corazón y en él el amor. No dejarse amilanar por ningún viento adverso, vaya que las mujeres sabemos de eso, y encontrarnos en un verdadero hogar o una sólida comunidad se logra cuando se ablanda el corazón.

 Felicidades mujeres!!!

The following two tabs change content below.

Rosa Masi

Emprendedora del Programa Cuidar de Ti... Convencida de la importancia de reconocer y validar nuestras emociones para aprender a relacionarnos con nosotros mismos y con los demás desde el adulto sano

Latest posts by Rosa Masi (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
× ¡Comunícate con nosotras!