Conoce las claves de la escritura terapéutica

Hola, cómo estás?

Hoy te traigo las claves de la escritura terapéutica, un tema muy diferente a los que he escrito anteriormente, pero veo conceptos tan mezclados en la red que era justo y necesario escribir al respecto.

Y yo estoy convencida de que la escritura sana pero la que tiene intencionalidad, la que se hace con ese propósito.

Y no importa como quieras usar el término, pero es fundamental que sepas lo que estás haciendo, porque si no te genera los resultados esperados puedes decepcionarte y optar por abandonarla. 

La escritura es tan amplia que podemos perdernos entre  la marea de divisiones y clasificaciones con las que nos topamos a diario, pero aun así es imprescindible que tengas claro el terreno que estás pisando y el alcance que tendrá tu mundo emocional cuando escribes. ¿Dónde está la esencia de escribir para sanar?

¿Puedes sanar escribiendo?

La escritura terapéutica sana
 Cuando escribes puedes sanar

Cuando hablo con personas que escriben, noto una confusión recurrente entre escritura terapéutica y beneficios de la escritura. Existe una línea muy delgada entre estas dos categorías.  Obvio que escribir sana porque es una actividad liberadora.

Pero no en el sentido que la gente lo suele expresar, así como tienes un propósito cuando escribes para un cliente, este tipo de escritura también lo tiene, y aunque se hace de forma libre, su intención puede ser trabajar el autoestima, el miedo, la alegría.  Algo que no haces cuando estás escribiendo una novela por ejemplo e incluso un libro de no ficción. 

Yo traté de resumirlo en 3 sencillas claves que considero, son las más  importantes y que sin duda generan los resultados esperados.

Afina muy bien tus ojos y lee con mucha atención.

Estás usando la escritura terapéutica si: 

  1. Tiene lineamientos, se emplea un modelo de ejercicio o consigna: cuando haces escritura terapéutica tienes un objetivo claro de lo que quieres trabajar a través del texto, por ejemplo, si el propósito es trabajar el miedo, puedes usar una consigna como ésta: describe una situación que te genere miedo y narra cómo sientes esa emoción Es recomendable que tengas el apoyo de un acompañante en el proceso, sin embargo, no es indispensable.

Si acudes a terapia psicológica, puedes llevar ese escrito a consulta y solicitarle al terapeuta que lo usen como recurso.

    2. Escribes con libertad lo que sientes y piensas del evento o emoción que estás narrando: el centro es tu vivencia, lo que se va a transformar en ti, no lo que pueden generar tus palabras en el otro.

    3. Tu texto es para tu consumo personal, no debes compartirlo con otra persona.

Te explico por qué…

Si sabes que tus escritos quedarán resguardados en tu intimidad moverás el lápiz con toda libertad y expresarás lo que sientes sin filtro.

Si compartes lo que escribes con alguien ajeno a tu apoyo profesional puedes recibir comentarios que interfieran en lo que ya trabajaste.

Como puedes observar los aspectos esenciales de la escritura terapéutica son fáciles de manejar y es indispensables que te apoyes en ellos para que tengas claridad cuando estás haciendo uso de esta herramienta.

Me gustaría saber si has hecho escritura terapéutica

Compartir nuestras opiniones también sana. Así que te leo en los comentarios.

Sanemos juntos  y no olvides las claves de la escritura terapéutica.

Un abrazo.

Elida

 

 

The following two tabs change content below.

Elida Sandoval

Ayudo a profesionales y emprendedores que quieren convertir su historia en un libro de no ficción. Redacción de artículos para blog | Revisión y corrección de textos.

3 comentarios en “Conoce las claves de la escritura terapéutica”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Comunícate con nosotras!