Emprendedoras Digitales de Venezuela

El útero que me dio la vida

La llegada a la experiencia de la vida humana requiere de un acuerdo aceptado voluntariamente, un pacto de almas que se unen con un propósito y el consentimiento de Dios para permitir que sus amados hijos lo lleven a cabo.

Pasar un tiempo en un lugar tibio, que te alimenta y protege durante nueve meses, y que se supone lleno de amor, no siempre resulta agradable pero cierto es que esconde un regalo más preciado y valioso: la vida.

Cuando nací no podía recordar para qué estaba aquí pero tenía un día tras otro y la tarea de asumir la responsabilidad de todo lo que iba sintiendo para poder redescubrirlo. Pude darme cuenta también de que no tenía sentido vivir con resentimiento o haciendo reclamos porque la vida no había resultado como creí que la merecía.

Empecé a creer que el útero era el equivocado porque la madre que me tocó me proveía de tantas experiencias dolorosas que se convirtieron en sufrimiento para mí. Luego entendí que estas son historias en las que los culpables no existen, y cómo sería de otro modo si sus actores principales no podían recordar para qué llegaron aquí, de nuevo habría que redescubrirlo.

Entrar al juego de la vida y tener un lugar dónde hacerlo no puede inspirar más que agradecimiento y honra a ese útero que me dio la vida porque tanto aquellas experiencias que pude disfrutar, como las que no, hacen parte del camino que me ha tocado transitar.

Valga la analogía del útero que me dio la vida con los lugares, grupos y personas en los que se establece mi proyecto emprendedor como el mejor laboratorio para descubrir si he recibido o no ese preciado regalo. Poder observarme, hacerme consciente y aceptar las desavenencias que aun provoca una sensación de sufrimiento, es el primer paso.

Mi reflexión de hoy es que con Dios no hay nada al azar, todo tiene una razón de ser y unas condiciones en las que debe suceder, y que si te gustan o no, o si prefieres consumir tus días quejándote o enjuiciando todo lo que crees que no sirve en tu vida, las puertas permanecerán cerradas para ti y los conflictos, la frustración y las carencias de todo tipo estarán siempre a la orden del día.

Amo, honro y agradezco el útero que me dio la vida… Comparte, Comenta, Ayudemos a sanar…

The following two tabs change content below.

Rosa Masi

Emprendedora del Programa Cuidar de Ti... Convencida de la importancia de reconocer y validar nuestras emociones para aprender a relacionarnos con nosotros mismos y con los demás desde el adulto sano

Latest posts by Rosa Masi (see all)

2 comentarios en “El útero que me dio la vida”

    1. Gracias Milangela por leerme. Agradecer la base de toda comprensión y compasión para transitar la vida con un sentido

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Comunícate con nosotras!