Empoderamiento femenino

Empoderamiento femenino, es la clave para analizar el rol de la mujer en la actual sociedad, que viene dado bajo un escenario de constante evolución, influenciado por paradigmas y estereotipos de género.

De allí surge el dilema del tan mencionado empoderamiento femenino.

Si evaluamos el término “Dilema”, desde el campo de la lógica, nos encontraremos con un denominado argumento, en el cual se presenta una disyunción que dará como resultado una conclusión paradójica.

En este sentido parece un tanto intrincado el término, pero desde el punto de vista moral, el dilema nos acerca a dos posiciones encontradas, que pueden resultar contrarias entre sí, de acuerdo a la perspectiva otorgada.

Por otra parte, el empoderamiento, en el campo de la psicología, se encuentra asociado a un fenómeno que conlleva a un individuo, a través de la autopercepción, a adquirir  el control de sus habilidades y conocimientos, todo ello con el fin de impulsar cambios positivos en sí mismo  y en su entorno.

En este sentido, a través de un proceso de empoderamiento, un individuo, que por lo general se encuentra desfavorecido, aprende a trabajar la autoconfianza, el autoconocimiento y fortalecer sus habilidades personales.

El empoderamiento femenino, es un término que surgió  con el fin de incrementar la participación de las mujeres en los distintos roles de la sociedad.

En sus inicios, el Empoderamiento Femenino se asoció directamente a una perspectiva feminista. Actualmente, el empoderamiento femenino invita a cada mujer a mujer a tomar las riendas de sus vidas y

Fomentar el empoderamiento en la infancia

En los inicios de la sociedad, el papel de la mujer se encontraba direccionado, de forma exclusiva, a la formación y mantenimiento armónico y sostenido del hogar o núcleo familiar, en consecuencia, a la crianza de los hijos.

Poniendo en menoscabo sus capacidades y habilidades personales.

Empoderamiento femenino

Fueron los eventos sociales, especialmente los ocurridos a partir de la Segunda Guerra Mundial, los que despertaron los cimientos de una mujer polifacética, multidisciplinaria y liberal.

Con el pasar de los años y la incorporación de féminas en cargos públicos, gerenciales, y de alto nivel en las organizaciones, empezó a surgir una era de mujeres formadas y preparadas para cumplir diversos roles en la sociedad.

En este sentido, la mujer culminaba sus estudios de educación básica y diversificada, pasaba a la fase universitaria, para profesionalizarse, y luego a asumir el rol de esposa y madre y formar un hogar. 

En este punto, cabe mencionar que en muchos casos los hogares luego eran liderados sólo por la presencia femenina.

Sin embargo, aun se continuaba con la tradicional crianza estereotipada de niñas formadas para realizar las tareas y quehaceres del hogar.

Niñas a las que se le obsequiaba, de forma desproporcionada y continua, juguetes que hacían alusión a cumplir el rol de ama de casa (muñecas con teteros, cochecitos, cocinitas, etc.).

En cambio, si enseñas a una niña, desde temprana edad, a luchar por sus sueños, a invertir su tiempo en aquellas cosas que verdaderamente le apasionan y a entender el concepto de independencia económica, para que en el futuro busque a una pareja y no a un patrocinador, entonces, estarás sentando los cimientos de una mujer empoderada.

En fin, empodera a una niña y tendrás a una futura líder.

La era del empoderamiento femenino

Las féminas de la era actual, requerimos empoderarnos para asumir con valentía los distintos roles que surgen en conjunto con la evolución de la sociedad.

Y no por ello, debemos ser consideradas Mujer Maravilla, y menos aún  significa que continuemos siendo un género desfavorecido que requiere de ventaja.

Son los estereotipos sociales y barreras de género los que nos han llevado a empoderarnos en mente cuerpo y alma desde lo más esencial de nuestro ser.

Empoderamiento femenino

Más allá de caer en el campo del feminismo se trata de crear una brecha de igualdad entre géneros.

El empoderamiento nos invita a trabajar en nuestra autoestima, en el amor propio, en fomentar desde la infancia actos que lleven a las niñas y adolescentes a crecer en armonía con sus aspiraciones de vida.

Evaluar y analizar  las situaciones desde los extremos es una forma de asumir posiciones poco acertadas. 

Asumir el proceso de empoderamiento femenino como una forma de feminismo es caer en un escenario de incongruencia, a través del cual le damos fuerza a la tesis que propone a la mujer como el genero supremo.

Reflexiones sobre el empoderamiento femenino

  • Para las mujeres el empoderamiento es un concepto que resulta esencial para alcanzar el éxito en los diversos ámbitos de su vida.
  • El género femenino al estar tradicional y culturalmente ubicado en un escenario de desventaja, requiere adquirir poder e independencia para alcanzar sus metas.
  • Todo empieza por autogestionar las emociones, al punto de darle jerarquía a las necesidades de crecimiento personal, más allá de lo exigido socialmente.
  • Las mujeres llevamos años cargando un peso de señalamientos sociales, responsabilidades autoimpuestas, de labores del hogar,  del trabajo, entre otros.
  • En la actualidad, todo apunta a dejárselo a las mujeres con la excusa de que somos más organizadas, mejores para guiar, más responsables y decididas.
  • Necesitamos sentirnos bien con nosotras mismas y trabajar arduamente para alcanzar un equilibrio de nuestros deberes y emociones, y en este orden ser capaces de tomar decisiones sin coaccionar  nuestros principios.
  • El empoderamiento explica por qué la palabra emprendimiento se encuentra actualmente más asociada al genero femenino, un artículo que lo explica muy bien https://emprendedorasdigitales.org/emprender-en-modo-mujer/
  • El poder de la determinación es sólo el inicio hacia el camino del empoderamiento.

Dile a una Mujer que no es capaz de hacer algo y la verás tripular una nave espacial.

En conclusión, en una sociedad se requiere la participación igualitaria y proporcionada de cada uno de sus miembros, para que ésta evolucione de forma equilibrada y sostenible.

The following two tabs change content below.
Soy Paolis Palacios, nacida en la ciudad de Caracas, pero de raíces firmemente Barloventeñas. Esposa, madre y emprendedora gastronómica. Licenciada en Contaduría Pública, con estudios de Especialización en Finanzas y Maestría en Finanzas Corporativas. Asesora Contable. Practicante de CRP. Adicionalmente soy Chef con estudios superiores de panadería y pastelería. También soy fundadora de la comunidad “Emprendedoras Reposteras”.

Latest posts by Paolis Palacios (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Comunícate con nosotras!