Emprendedoras Digitales de Venezuela

En los brazos de Morfeo

Para caer rendida en los brazos de Morfeo solo debes entrar en un cálido y prometedor sueño. El sueño, uno de los placeres más practicados por los seres humanos desde el momento de su nacimiento.

A través de este artículo, en los brazos de Morfeo, les pretendo mostrar la importancia del sueño desde una perspectiva fisiológica, espiritual y emocional.

Y este Morfeo no tiene nada que ver con el personaje de la película Matrix, sino con la mitología griega, específicamente con el Dios del sueño.

En los brazos de Morfeo

Morfeo, hijo de Hipnos,  la personificación del sueño y Pasítea la personificación de los estados alterados de conciencia (relajación, meditación entre otros), es el encargado de   darle forma a los sueños.

Los conocedores y amantes de la mitología griega,  al escuchar el nombre de Morfeo enseguida centran su atención en un sueño lleno de aventuras, placer y plenitud.

El sueño, para muchos  es un placer, y no solo se trata de dormir como parte de la rutina diaria de cualquier ser humano, sino de dormir y renovar  cada espacio de nuestro ser.

Aunque en la actualidad se cree que la tendencia de los seres humanos se inclina hacia dormir cada vez menos tiempo,  todo ello motivado a  factores  sociales y tecnológicos, que nos alejan más de una experiencia placentera y renovadora.

Y es que dormir implica un poco más allá de cerrar los ojos y de disminuir la función motora, pero dejemos que sea la ciencia la que nos dé su opinión con respecto al sueño.

Importancia fisiológica del sueño

Comúnmente se habla de que la recomendación en torno a las horas de sueño recomendadas  son 8 horas, en promedio, pero este rango puede variar de acuerdo a la edad y necesidades de cada individuo:

  • Por ejemplo, los bebes recién nacidos pueden dormir entre 14 y 17 horas al día Según la Fundación Nacional del Sueño de EE.UU., esto es importante para el adecuado desarrollo físico y neurológico.

Importancia Fisiologica del sueño

  • En cambio, los niños en edad escolar necesitan dormir entre 9 y 10 horas para alcanzar un desarrollo neurológico e intelectual eficiente.
  • En el caso de los adultos, la recomendación es entre 7 y 8 horas, aunque es bien sabido que este patrón se puede ver afectado por una serie de factores, prevaleciendo entre éstos, el estrés y trastornos hormonales.
Es importante destacar que más allá de la cantidad de sueño, lo que realmente influye es la calidad de éste.

Según el Dr Mario Alonso Puig,  la importancia del sueño reparador radica en que la melatonina activa genes nocturnos PER1, PER2 y PER3 que se dedican a asegurarse de que no hay mutaciones que puedan dar lugar a tumores en el organismo.  

De acuerdo a su explicación, durante el sueño se libera hormona de crecimiento  GH que se encarga de reparar los tejidos. En paralelo, el sistema inmune realiza su función ubicando y destruyendo virus o bacterias que puedan interferir en el adecuado funcionamiento del organismo.

La Hormona del Sueño

Secretada por la glándula pineal, y conocida con el nombre de melatonina, su liberación se produce  de forma eficiente en horas de la noche o cuando hay oscuridad, y disminuye en horas del día o en presencia de luz.

Por esta razón, la melatonina permite regular el conocido reloj biológico.

Sin embargo, la producción de esta hormona puede verse notablemente afectada con el paso de los años, o motivado a trastornos hormonales, alteraciones del ritmo circadiano, jet-lag, desfases de horarios, entre otros.

Todo ello, incidirá de forma notable en nuestra rutina diaria, afectando la concentración, estados de ánimo, alerta así como la capacidad para relacionarnos con los demás.

Dentro de sus fuciones, esta hormona también estimula la secreción de la hormona del crecimiento (GH),  regula el apetito  y actúa como antioxidante combatiendo los radicales libres.

Datos curiosos en los brazos de Morfeo

La Morfina

Esta droga debe su nombre al Dios Morfeo,  fue nombrada por el farmacéutico alemán Friederich Wihelm Adam, Forma parte de una serie de narcóticos derivados del opio, usados como sedantes.

En el caso de la morfina, ésta es el último recurso para aquellos casos de enfermedades en las que los analgésicos convencionales no han hecho efecto.

Su función permite modificar la forma en que el sistema nervioso responde al dolor, generando un estado de relajación inmediata. 

Dormir después del acto sexual

Si se han preguntado por qué  tu cuerpo cae en un sueño profundo e incontrolable después de tener relaciones, pues les cuento que las responsables de este comportamiento son las tan mencionadas, oxitocina y serotonina.

Dormir despues del acto sexual

Se trata de dos hormonas que se liberan cuando se alcanza el clímax o máximo momento de placer, y que generan un estado de relajación en determinadas zonas del cerebro que inducen al sueño.

Aunque lo más curioso de este dato es que los hombres duermen más que las mujeres una vez terminado el acto sexual.

La explicación de esto nos la da el sexólogo Jesús E. Rodríguez, director del Instituto Sexologico Murciano, quien afirma que:

“En el hombre se observan una serie cambios tras el orgasmo que no se dan con la misma intensidad en la mujerEn el varón se inicia un periodo refractario en el que determinadas zonas del cerebro, como la corteza prefrontal, se apagan

Todo ello provoca un estado de relajación que induce al sueño, y así ellos también caen rendidos en los brazos de Morfeo.

Las mujeres necesitan dormir más

Este no es un simple capricho sexista ni nada parecido, se trata de una realidad neurológica.

Las mujeres necesita dormir mas

Motivado a que el cerebro de las mujeres funciona con mayor complejidad al cerebro del hombre, como consecuencia de una secuencia de multitareas diarias, requerimos más horas de sueño y descaso reparador.  

Entonces, no se trata de un tema de hormonas, sino más bien de un intrincado juego neurológico que hace que las féminas necesitemos más tiempo de descanso.

Sin embargo, este descanso se puede ver afectado, a lo largo de la vida de una mujer, por algunas circunstancias fisiológicas, por ejemplo:

Proceso de embarazo

Sobre todo en las últimas semanas de gestación, debido al exceso de peso, la ansiedad que genera la llegada del nuevo miembro de la familia y hasta la posición que éste pueda tener en el útero.

Y si pensabas que la etapa más fuerte ya había pasado, una vez que das a luz debes despertar, en promedio, cada tres horas para alimentar a tu pequeña bendición.   

Y aunque la instrucción siempre es que duermas mientras duerme el bebé, la realidad es que optamos por hacer las tareas cotidianas y terminamos cansadas y abatidas, y pasamos de ser madres sin dormir a “zombis lecheras ambulantes”.

Al compartir la cama

Aunque valoramos notablemente la presencia de nuestro compañero de vida al lado izquierdo de la cama, también consideramos importante evitar las interrupciones, ya sea con ronquidos o movimientos bruscos durante la madrugada.

Y sin dejar atrás cuando nos toca compartir la cama con los más pequeños de la casa, en especial aquellos que duermen imitado movimientos, dando giros corporales en dirección a las agujas del reloj.

El problema de fondo radica en que las mujeres, en su mayoría, tenemos el sueño muy ligero, por lo que un pequeño ruido puede marcar la diferencia entre  levantarnos con sensación de placidez y descanso o levantarnos de mal humor.  

 Las multiples tareas diarias

Como parte de la generación de Supermujeres, los múltiples roles que debemos asumir día a día, así como las diversas actividades involucradas en cada uno de éstos hace que las madrugadas se conviertan en escenarios propicios para planificar la agenda del día siguiente.

Por ejemplo, cuál será el menú para el desayuno, pagar el servicio internet, llamar a la pediatra para agendar la cita, comprar el regalo de cumpleaños del amiguito del colegio y pare usted de contar, y justo así evitamos caer redidas en los brazos de Morfeo.

Durante el ciclo menstrual

Cada 28 dias cuando los cólicos, sensación de pesadez y el incómodo pozo de feminidad, nos hace pensar que habrá un accidente por un brusco e inesperado movimiento, nuestras horas de sueño profundo disminuyen notablemente.

En los brazos de Morfeo

Entre la sensación de miedo e incomodidad y unas sabanas en alerta por lo que pueda pasar. Y justo allí recordamos la letra de una canción de  Ricardo Arjona (De vez en mes):

De vez en mes te haces artista
Dejando un cuadro impresionista
Debajo del edredón

De vez en mes con tu acuarela
Pintas jirones de ciruelas
Que van a dar hasta el colchón

De vez en mes un detergente
Se roba el arte intermitente
De tu vientre y su creación

Si es natural cuando eres dama
Que pintes rosas en la cama
Una vez, de vez en mes

 

Pero, por más romántica que se lean las letras de esta canción,   esta situación nos agobia, perturba  e interrumpe el sueño.

Durante la menopausia

Motivado a los cambios hormonales que repercuten en los niveles de temperatura corporal, entre calorones y sofocos, las madrugadas se pueden convertir en una lucha entre la ansiedad por descansar y el estrés por no poder conciliar el sueño.

En fin, para muchos, dormir significa perder el tiempo, para otros recargar baterías, aunque en realidad, dormir, es el tiempo de reposo que le damos a la maquina más perfecta del planeta, nuestro cuerpo.

Y como la idea es que caigamos rendidas en los brazos de Morfeo, en una próxima entrega les mostraré como funciona el sueño, los beneficios para la salud y algunos tips que les ayudarán a alcanzar ese sueño placentero y reparador.

The following two tabs change content below.
Soy Paolis Palacios, nacida en la ciudad de Caracas, pero de raíces firmemente Barloventeñas. Esposa, madre y emprendedora gastronómica. Licenciada en Contaduría Pública, con estudios de Especialización en Finanzas y Maestría en Finanzas Corporativas. Asesora Contable. Practicante de CRP. Adicionalmente soy Chef con estudios superiores de panadería y pastelería. También soy fundadora de la comunidad “Emprendedoras Reposteras”.

Latest posts by Paolis Palacios (see all)

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Comunícate con nosotras!