juventud, optimismo, emprendimiento, felicidad, plenitud

Mantenerse eternamente joven

Yo soy de las que piensa que la edad en ocasiones es un estado mental. Por eso, aunque me pasen los años, apunto a hacer y desarrollar cosas que me mantengan eternamente joven. ¡Creo que no va mal!

Verás, por supuesto que todo depende del cristal con que se mire. Y la inspiración del tema de este post, es porque en Venezuela a la fecha de esta publicación se celebra el Día de la Juventud por una efeméride patriótica importante.

Y mucha gente se felicita, se colocan mensajes en los entornos digitales y todo lo que conocemos que sucede en las fechas especiales. ¿Qué pasa por mi mente más allá de eso? ¡Qué todos somos jovenes! Al menos potencialmente.

Una persona eternamente joven es…

  • Una de gran espíritu. Y con esto quiero decir que no ha perdido la curiosidad, ni mucho menos la inventiva para salir de los líos en que se mete.
  • Está al tanto de las tendencias. Porque así sea por chisme y por participar en las conversaciones casuales, quiere saber qué es lo que está “in” o de moda.
  • Le da fácil la vuelta a la tortilla. No es conformista. Aprende de los reveses y sabe que cualquier resultado que tenga, es parte de su camino y aprendizaje para ir hacia donde sí quiere.
  • Tiene una respuesta o “salida” para todo. Más allá del buen humor —pueden ser graciosos o no tanto— tienen una respuesta casi inmediata, una ocurrencia, una explicación a flor de piel (También característica de la mente brillante).

Entonces, creo que ahora si captaste que esto nada tiene que ver con la edad cronológica. Es el alma de las personas que se expresa de esa manera y tienen una personalidad mágica y un gozo que se contagia. Hago lo posible por ser así y además mantenerme así.

juventud felicidad flexibilidad poder amor propio sentirse eternamente joven
Una buena actitud y mantenerse vivo es la clave para la juventud

Sin embargo te cuento ¿A dónde quiero llegar con esto? Pues estoy bien consciente que la edad es un condicionante para hacer algunas cosas que te propongas. Mayormente, esos límites dependen de tus propias creencias y autoimagen que tengas.

En dos platos, si alguien pone la edad que tienes como excusa para no darte una oportunidad, tal vez seas tú mismo muy en el fondo que tienes dudas acerca de tu capacidad. Y sí, por supuesto que me ha pasado.

Porque ahora estoy en el arranque de un proyecto propio

Y hace algunos días recordaba una anécdota de mi infancia que para ilustrarme, quiero compartirte. Se trata de una de las cosas que más disfruto: Manejar una bicicleta.

Cuando era niña, tenía una bicicleta roja preciosa, con estas ruedas pequeñas auxiliares que te ayudan a manejar de manera estable mientras te acostumbras al equilibrio.

Pues sucedió que se dañó una y al llevarla a quien las arreglaba, sugirió que lo mejor era que la niña aprendiera a manejar sin ellas, pues no tenía sentido repararlas para usarlas tan poco tiempo.

Así que yo comencé a practicar, por mí misma, en el lateral de la casa de mi abuela materna en una acera muy estrecha. Pasó más de una semana y nunca podía lograr estar en equilibrio por más de dos pedaleadas.

Sin embargo no desistí. Todas las tardes, sin falta, allí estaba con mi bicicleta. Tal vez con pocos avances, pero insitía e insistía.

Un amigo de la familia al verme, les sugirió a mis hermanos mayores llevarme a una plaza grande, muy cerca de allí. Como transitaba menos gente, había más espacio y estaba más lejos de los carros, podría irme mejor.

¿Qué sucedió en lo que llegué al otro lugar? Pedaleé fluidamente y logré hacerlo sin ayuda. Es decir, había encontrado el equilibrio mucho antes y por la estrechez de la acera, no me había dado cuenta.

Y allí se me iluminó la vida, como siempre

Porque es justo eso, esa actitud de insistencia, la que tiene una persona típica y eternamente joven, lo que me apalancará en mi nuevo arranque.

La edad es una excusa en más ocasiones de las que nos gustaría reconocer. Es esa «estrechez» que existe y está allí, pero que siempre se le puede dar la vuelta fijándonos en, por ejemplo, aquellos éxitos que hemos tenido.

Conservaré siempre esa imagen en la mente y claro está, ya me ando estudiando todas las indicaciones que nos ha dado Anselys para ser empresarias exitosas.

¡Feliz día de la juventud para ustedes! Recuerden… La actitud es muy importante.

Yo por acá me despido hasta el próximo destello

The following two tabs change content below.
Fundadora de SheEmprende, quien acompaña creativamente al crecimiento de marcas personales. Blogger y contadora de buenas historias que entretienen y conectan con la gente. Músico, porque entendí que a las pasiones no renuncias ni las abandonas si quieres que tu vida conserve sentido. Foodie, cocinera y buscadora de experiencias gastronómicas memorables.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
× ¡Comunícate con nosotras!