5 formas de amar el dinero para ser emprendedoras exitosas

 ¿Amar el dinero es realmente bueno? Reflexiona tu respuesta antes de decir algo.

¿Por qué? Porque para responder con certeza debes revisar primero cómo y desde dónde AMAS tú. Ya que el AMOR es tan subjetivo y particular en cada uno, como los rasgos esenciales y físicos.

Por eso, me dispuse a estudiar un poco la psicología del amor, y la visión de los expertos de esta nueva onda de la «sanación» y el «amor propio». Y he llegado a la conclusión de que podemos amar desde dos partes de nosotros:

*Desde el ego, que encierra la posesión, «lo bueno y lo malo»; el querer que otro nos de un lugar; la necesidad de ser queridas y «encontrar la felicidad con alguien»; el sentir que el otro nos pertenece y nos debe respeto.

Esta parte también deja ver el carácter, creencias familiares y propias, patrones, carencias, sugestiones ajenas, defectos y virtudes.

*Desde la consciencia (no la conciencia), que deja ver realmente lo que somos y el amor que sentimos. Es esa corazonada; es energía pura; es disfrute, es compartir, es el acuerdo de dos, es comprensión, contención y entrega sin prejuicios ni condicionamientos.

Aquí no se deja de lado al ego, solo que aquí ya se acepta, se reconoce y se autogestiona. La maravilla de estas dos maneras de amar es que ambas están supeditadas a lo que vimos en casa con Mamá y Papá, marcados por el sinfín de ancestros.

Entonces, si viste y sentiste que mamá eligió amar desde la mera necesidad de salir de su casa «para independizarse», o porque le faltaba poquito para que «la dejara el tren», y para colmo, tenía en su inconsciente que «el dinero es un mal necesario por el que hay que luchar»…

…¿Cómo crees que iban ser tus pensamientos sobre el dinero?

Pensando en amar el dinero

Aparte, como sociedad elegimos acomodarnos en un ombligo religioso, cuya premisa es: «Es más fácil que un camello entre por el ojo de una aguja, que un rico entre al Reino de los Cielos». Mateo 19, 23-30.

Y de ahí, otra arraigada afirmación social: «Ser rico es malo. Mejor pobre pero honrado», porque según la Biblia, «el amor al dinero es la raíz de todos los males».

¿A dónde vamos a parar… con esta hiriente y absurda actitud?, [inserte melodía y voz de Marco Antonio Solis].

Cuando en Proverbios 21:20, se nos dice: «En casa del sabio hay riquezas y perfumes, pero el necio gasta todo lo que tiene».

¿ Y Acaso el AMOR no se sustenta en la Sabiduría? ¿Y no es la Sabiduría el puente para tener riqueza espiritual y material (dinero)? Ahí te la dejo para que revises y argumentes bien la respuesta a la primera pregunta.

Ahora, vamos a lo que nos concierne.

¿Puedo aprender amar el dinero sin culpas ni temores?

Aunque parece una locura, aprender amar el dinero, a conectar con él desde la gratitud y no desde la carencia como nos acostumbraron, hará que esté en contaste movimiento hacia tu cuenta bancaria, y por ende, que tengas un emprendimiento exitoso.

Así que, ¡relájate! Hoy te daré las 5 formas para amar el dinero que he creado a conciencia,  pensando en integrarlas a mi objetivo de ser una emprendedora exitosa. Espero que a ti también te sirvan.

Estas son mis 5 formas de amar el dinero para mantenerlo circulando y en mi cuenta

1. Cambié algunas frases  al hablar de dinero

Sí, así como lo lees, y te diré la razón en una breve anécdota.

Empecé a vivir sola desde los 16 años por motivos de estudio. Salí de Coro, mi pueblo, para «ser alguien en la vida», la cosa es que no deje mis creencias en casa, pensaba muy mal del dinero y al ritmo que iba, sí sería «alguien», pero sin plata. 

Mis padres me ayudaban y me daban mesadas, pero yo siempre debía dinero. Cuando cumplí 19 años comencé a trabajar y la cosa fue peor, mi sueldo se resumía en: trabajar, esperar la quincena para cobrar y pagar. 

Y todo esto porque, gracias a creencias familiares limitantes respecto al dinero lo necesitaba.  Me decía inconscientemente que «el dinero era pa’ gastarlo», por eso, nunca tenía.

No fue sino hasta hace 6 años atrás que le di importancia al dinero en mi vida, deseché muchas creencias y patrones familiares, y comencé a cambiar mi forma de pensar respecto al dinero.

Y le hablo mejor. En vez decir: «esto es muy caro», digo «no es mi prioridad comprar esto o aquello ahorita», o «mi presupuesto no lo cubre en este momento».

Cambié eso de que «el dinero no es amigo de nadie», por «el dinero es amigo y útil para mi». Aún digo «no tengo», pero cuando me doy cuenta cambio esta frase por otra rápidamente.

Ah!, por sobre todas las cosas, lo agradezco así sea poco, porque de agradecer se trata esto de amar el dinero. Desde que hago eso, he puesto esa energía en movimiento. Sí, me ha tocado ajustar mucho mi presupuesto, pero no he vuelto a «estar más limpia que la pocetica de la marca de MAS«. 

Menos ahora que como emprendedora pretendo vivir de mi negocio. Tú también, lo sé, por eso te invito a que revises todas tus creencias. A veces, no vendemos nuestro producto o servicio porque nosotras mismas lo vemos caro, o por el contrario no le damos valor.

Si es así, ¿cómo crees que seremos unas emprendedoras exitosas?

2. Cambié el gastarlo hasta ver mi cuenta en cero por invertirlo hasta el retorno.

 Cuando llegué a Caracas, a principios de 2013, tenía un buen sueldo que cubría mis gastos básicos y me daba para ahorrar.

En ese entonces, leía Las cenizas de Ángela, de Frank McCourt, donde él describe cómo su mamá conseguía estirar el dinero para alimentarlo a él y sus 7 hermanos.

Siempre enfatizó en la importancia del ahorro y la inversión; y como yo podía, decidí empezar a ahorrar el 20% de mi sueldo, primas, bonos y vacaciones.

Me volví más agarrada que vieja en moto y pude reunir en poco tiempo 15,640 bs. F., que luego invertí en queso para vender por kilo en la oficina.

Recuerdo que a cada kilo le ganaba 230,00 Bs. F., de esa ganancia compré una cava con ruedas para trasladar mi producto, un peso digital y más queso para vender. 

¿A qué voy con todo este cuento?

Pretendo que veas otra forma de amar el dinero, pues si no me hubiese determinado a cambiar ese chip de gastarlo todo, jamás hubiese sabido la importancia de ahorrarlo para invertirlo.

Y créeme que invertir en un proyecto que sea rentable, como tu emprendimiento, es la manera más bonita de amar tu dinero.

 Aunque sé que invertir sea algo que te cueste al principio de tu camino como emprendedora, (a mi aún me cuesta), te aseguro que aprender a ahorrar para invertir en tu negocio es la vía más efectiva de tener éxito.

Mujer de negocios que ama el dinero

3. Cambié el tener que buscar plata, por valorar mi trabajo para ganar la cantidad que quiero

Me di cuenta que he vivido corriendo detrás del dinero desde la necesidad, razón por la que me llegaba y se esfuma en segundos. Y cuando se emprende en tiempos de crisis, una no se puede dar ese lujo.

El año pasado me peleé con la energía del dinero, por andar buscándolo con afán en varios emprendimientos perdí todo lo que reuní en menos de 60 días. 

Afortunadamente, recordé desde dónde lo amo y nos reconciliamos. Ya no lo persigo, sino que actuó en consecuencia con el valor de mi trabajo para obtener cantidad que quiero.

Ahora valoro mucho más el dinero, pues darle la importancia justa en nuestra vida es otra emotiva forma de amarlo. Hoy puedo decir que estoy recuperando mis finanzas para invertir en mi emprendimiento. 

4. Ahorro el 5% de mis ganancias

Deje de ahorrar luego de que perdí dinero el año pasado, pero  el aprendizaje de las malas decisiones despertó el hábito de nuevo en mí.

Y es que  tener hábitos financieros es otro modo de amar el dinero que ganas de tu esfuerzo, tus productos o servicios. Así, te organizas mejor para darte esas gratificaciones inmediatas que tanto deseas cuando tienes dinero en mano.

5. Hago meditación guiada para atraer abundancia

Creo mucho en las energías y el dinero es una energía en movimiento, así la lógica te diga lo contrario.

Meditar me ha ayudado a canalizar energías para atraer cosas buenas a mi vida, ya que cada paso exige naturalmente activar el enfoque y la visualización para elevarla a otros niveles.

Entonces, cuando conectas con ese sentimiento, le das fuerza tus pensamientos de abundancia, y actúas para hacerlos posible, inevitablemente se harán realidad.

Así que ya sabes, no es el qué, es el cómo y desde dónde. No puedes tener algo que no amas desde la energía de tu esencia, y ahí no cabe la codicia, la vanidad ni la envidia. 

Ahora, es tu turno… ¡Atrévete! Aplica estas 5 formas de amar el dinero y prepárate para ser una emprendedora exitosa.

The following two tabs change content below.

Patricia Chirinos

Soy comunicadora social y creadora de contenido para blogs y redes sociales. CEO del proyecto DivinayconDinero, el cual tiene el propósito de educar a mujeres modernas sobre su Energía Sexual y su relación con el dinero.

15 comentarios en “5 formas de amar el dinero para ser emprendedoras exitosas”

  1. Milangela Araque

    Excelente post, gracias por las recomendaciones. He aplicado algunas y otras no. Es maravilloso lo que haces desde tu propia experiencia. Graciasssss por compartirla

  2. Patty como siempre me dejas con la boca abierta, jajaja. Gracias no había caído en cuenta que me estoy comportando con el dinero como golún con el anillo del poder jajaja. Excelente post.

  3. Jessica Rengifo

    Patty, gracias por estos consejos, son de mucha utilidad. Nosotras mismas tenemos el poder de atraer abundancia y prosperidad en nuestras vidas.

  4. Jajajsjsjsk Golún del dinero jajajaja pues sí amiga hay que tomarlo en serio. El es como el hambre va y viene, pero el hambre no lo calma cualquier golosina jajajaja gracias por leerlo mi Aura bella

  5. Me encanto el post, lo primordial es cambiar nuestras creencias limitantes en cuanto al dinero, y puedes conseguir mas detalles en el libro «LOS SECRETOS DE LA MENTE MILLONARIA» de Harv Eker.

  6. Toda mi vida sentí que tenía buena relación con el dinero luego llegaron momentos donde no sé qué me hizo cambiar, cultivé buenos hábitos gracias a mi papá y mi mamá, (los 2 veían el dinero de forma distinta) aunque había una que otra creencia limitante, en este año no sé qué sucede conmigo y con el dinero, he puesto de mi parte para comenzar a codificar, agradecer, estoy practicando meditaciones de abundancia, mi más reciente intento y sin embargo no he visto resultados ¿el dinero puede llegar de otra manera?. He recibido abundancia en otros aspectos más trascendentes, pero ¿cómo se paga arriendo con eso?.

  7. Patricia Chirinos

    Sí bella totalmente!!! En ese libro hay infinidades de herramientas. Lo estoy volviendo a leer. Gracias por leer

  8. Patricia Chirinos

    Mi querida paisana! Ana Lulú… Gracias por leerlo. Todo está en cómo y cuánto te lo creas. Hay que sentirlo al punto que se te erice la piel, lo digo con responsabilidad. Te estás resistiendo de manera inconsciente, toca preguntarte y te aseguro que encontrarás la respuesta.

    El año pasado pasé de haber juntado casi 1000 $ a 100$ en menos de 2 meses.

    Duré ganado solo 200$ hasta no hace mucho y pago 150$ de arriendo imagínate. Me enfoqué, me lo creí, no es fácil, pero se puede. Hazte las preguntas necesarias. Te mega abrazo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Comunícate con nosotras!