Emprendedoras Digitales de Venezuela

Mes Rosa: Salud y emprendimiento, ¿es posible?

Pasas de una rutina, un horario de oficina y unos hábitos a tener un emprendimiento con libertad total de tu día ¿Qué puede suceder? 

En el 2016 estaba comenzando a cambiar, debido a la situación de mi país mi trabajo en el área de ingeniería no me estaba generando los ingresos necesarios para subsistir. Así que me inicié en el marketing digital y redacción creativa, aunque no era mi primer emprendimiento, si fue el primero que me tomé muy en serio, de hecho, demasiado.

Primer inconveniente entre la salud y emprender

Comencé a trabajar sin controlar mis horarios, lo único que me interesaba era producir. Dejé de tener vida social, de pareja y familiar. Para mí solo importaba trabajar. 

Al no tener hábitos, ni horarios establecidos como cuando se trabaja bajo dependencia, dejé de cuidarme. Comía mientras trabajaba y me pasaba que de repente decía “no he comido”, porque al no centrarme en comer, mi mente no recordaba lo que había ingerido ¿te ha pasado? 

Este tipo de comportamiento comenzó a pasarme factura, me enfermé de los riñones, aumenté de peso, mis niveles de estrés eran muy pero muy elevados. Dejé de descansar, comencé a temer cada vez que mi celular hacía un sonido. Estaba absolutamente agotada, lo peor, aunque estaba produciendo no era suficiente para establecer mi negocio.

Octubre Mes Rosa Salud y emprendimiento

5 Tips para mantener tu salud y emprender con éxito.

  • Crea horarios y límites: Si te estás dedicando de lleno a tu emprendimiento, es importantísimo que escribas un horario que se adapte a tu estilo de vida y que limite tu tiempo de trabajo. Si bien es cierto, este es tu negocio y no debería importar el tiempo que le dedicas, puesto que es inversión. No debes crear hábitos tóxicos, que te alejen de disfrutar con tu familia y amigos. Recuerda que en esos momentos es que drenamos el estrés que hemos ido acumulando. 

Es mi caso particular, aun estoy aprendiendo puesto que adquirí hábitos tóxicos y ahora debo no solo reprogramarme, sino sacar de mi vida esos hábitos. En este momento estoy limitando mis horas de trabajo.

  • Ingiere comidas sanas y mucha agua: Suena sencillo, pero cuando estamos emprendiendo olvidamos los horarios de comida y al final terminamos comiendo lo primero que se nos atraviesa, que generalmente es un snack o chuchería.

Acostúmbrate a comer siempre a las mismas horas en el día, aun cuando estés en la calle. Y si no eres fanática de tomar agua, coloca alarmas en tu celular que te recuerde ingerir agua cada 30 minutos, es fundamental que te mantengas hidratada.

  • Debes dormir al menos 7 horas continuas: Cuando comenzamos nuestro proyecto, nos sentimos como eléctricas. El cerebro nos envía ideas y cosas que no debemos olvidar. Al ser solo una persona quien realiza todas las actividades del negocio, nos olvidamos de lo más importante, descansar.

En mi caso, soy más activa en la noche y horas de la madrugada. Cuando inicié no solo trabajaba de día sino que pasaba toda la madrugada aprovechando mi subidón de energía, al final solo dormía si tenía suerte dos o tres horas cada día. Hoy aunque sigo aprovechando mi subidón nocturno, al acostarme me obligo a dormir mis siete horas continuas, así se esté cayendo el mundo.

  • Aprende a desconectar de tu negocio: nos suele suceder que aún cuando no estamos trabajando, sino por ejemplo cocinando estamos pensando en cosas por hacer en nuestro emprendimiento ¿te ha pasado?

Tranquila, nos pasa a todas. Es por ello que debes disciplinarte y a la hora de dedicarte a actividades externas a tu negocio, debes desconectarte. Olvídate de los pedidos, los presupuestos, el correo que debes mandar, aquel que no te han respondido y céntrate en disfrutar de tu tiempo con familiares y amigos.

  • El estrés debes manejarlo: queremos producir, tenemos que pagar, hay que hacer, no ha salido. Todo se conjuga y terminas cual erizo estresada. El resultado comienza a afectar tu salud y decisiones dentro de tu negocio. ¿Por qué? El estrés no permite que tu cerebro reciba oxígeno adecuadamente, de allí que en muchas ocasiones sientas que te ahogas.

¿Qué hacer? no dejar que el estrés controle las situaciones de tu vida. En mi caso particular, me estoy acostumbrando a preguntarme ¿tengo control sobre esto? si la respuesta es no, respiro y lo dejo pasar.

 

Mi querida emprendedora, tu eres el bien más preciado de tu emprendimiento. Por lo que debes cuidarte. Una vez al año realiza un chequeo, si te enfermas descansa y si estás agotada, tomate unos días y relájate. Créeme tu cuerpo y negocio te lo van agradecer.

Me encantaría que me dejaras en los comentarios tu experiencia como emprendedora. Y me dijeras si este artículo te ha sido de utilidad. 

The following two tabs change content below.

Aura Pairone

Soy escritora desde que tengo memoria, ávida lectora. Graduada como Ingeniero Industrial, especialista en Marketing Digital y manejo de redes sociales. Actualmente me dedico como Community Manager y Copywriting. Colaboradora en Blogs de Marketing y emprendimiento. Asesora en el área de Marketing y manejo de redes sociales

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
×

Powered by WhatsApp Chat

× ¡Comunícate con nosotras!