¡Mujer a la cocina!

Quisiera ver la cara de mis queridos lectores al ver el título de este post. ¿Y qué tal si lo que crees que es no es? «mujer a la cocina» es un homenaje a todas aquellas que han cocinado sus proyectos de manera apasionada, sus ideas, sus sueños.

En otras palabras… Es un texto dedicado a muchas mujeres que han salido del molde, de lo convencional. Interpreto su hacer , desde la óptica de mi fogón.

Ellas fueron contracorriente y quizás inspiraron sin saberlo. Según creo, fueron ellas mismas y sus acciones nos abrieron camino.

La gastronomía siempre fue mi lugar

Y claro que te pongo en contexto, porque aunque siempre de muy pequeña tuve esa inclinación —identificar y reproducir sabores en mis recetas — fue gracias a María Eugenia Mendez en una dinámica de rediseñar mi senda profesional, que lo escribí, definí y orienté. Y entonces, terminé en restaurantes.

¿Qué hubiese pasado si no me hacen la gran e interesante pregunta:
¿En dónde te has sentido siempre el ser más feliz? Y ¿Haciendo qué?

— ¡Cocinando! Fue mi respuesta. Y eso cambió mi foco profesional para siempre. Y aún me mantengo allí. Me desvié un poco, pero allí voy.

La mujer es ella misma en la cocina, porque…

Es un sitio de creación ilimitado. No sé que tipo de «cocinera» eres, pero yo de un plato saco muchas combinaciones de acuerdo a mi inspiración y lo que tengo en la despensa.

Somos preocupadas por el bienestar de los otros casi de manera natural. Es ancestral, pero a veces aprendido también. Sepas o no cocinar, hay casi siempre una inclinación en atender y facilitarle la vida a los otros. Y cuando hay desbalance allí, pues hay que ponernos cuidado y equilibrar.

De allí proviene el calor del hogar. El fuego transforma, hace magia, participa en la maravillosa alquimia de marcar un antes y un después de los elementos. ¡Eso es producir belleza! Y por lo mismo…

Mujer que cocina jamás será vencida. Porque es un peligro atacar a alguien que tenga un cuchillo en la mano (ja, ja, ja, es broma). La verdad, sin ánimos de caer en lo feminista, aunque hay hombres que son excelentes cocineros (y chef en su mayoría, por cierto) las diferencias en los métodos se hacen más marcadas justo en la cocina. Y eso no me parece casualidad. No es bueno, ni malo… Es así.

De esta manera creo fielmente en la cocina como método esquema para crear cosas.
Independientemente que seas afín a la cocina o no (Y eres libre de escoger, estamos en el siglo XXI), creo que hay símiles importantes a tomar en cuenta para aprender. ¿Quieres verlos conmigo?

Orden, delicadeza y un proceso fluido producen un buen resultado

Imaginemos que aunque eres mujer, la cocina no es lo tuyo —bueno, también aplica a los caballeros—. Sin embargo, mira esto:

Tienes una idea que viene de la intuición, inspiración y observación. Y por lo general si existe en tu mente se puede hacer (buscas una receta de acuerdo a lo que quieres).

Dispones de los elementos para materializar la idea teniendo en cuenta y lo que no (combinación de prioridades, formulación de metas y una matriz FODA puede apoyar en el mise en place).

Comienzas a adaptar todos los elementos… ¡Y te pones en acción! Paso tras paso, comienza a tener forma. (Empiezas a cumplir las metas, a través de los procesos… Comienzas a cocinar la idea).

mujer cocina en creación evolución ideas proyectos y emprendimiento

Produces los resultados, interviene tu fuego transformador que es ni más ni menos que tu misma pasión, motivación y fuerza de voluntad (van apareciendo los resultados ante tus ojos).

Terminas, emplatas y sirves. ¡Todos a comer! (El destinatario final va probando tu producto /servicio / resultado).

-Y, no menos importante, recoges o acomodas todo para volver a comenzar. (buscas feedback, mides, ajustas lo necesario para volver a comenzar el próximo ciclo).

¿Sorprendido? Justamente por esto es que enseño a mi hija a cocinar. Es para que no muera de hambre, pero también para que tenga la estructura de crear y materializar cualquier proyecto en su vida.

Esta metodología puedes esquematizarla y aplicarla de aquí en adelante. ¡Feliz día de la mujer! En la cocina o fuera de ella, haz lo que sea necesario para lograr lo que te propongas.

Comenta si te amplió la perspectiva y comparte si crees que sería útil para alguien.
Yo, en este el mes de la mujer, me despido hasta el próximo destello

The following two tabs change content below.
Fundadora de SheEmprende, quien acompaña creativamente al crecimiento de marcas personales. Blogger y contadora de buenas historias que entretienen y conectan con la gente. Músico, porque entendí que a las pasiones no renuncias ni las abandonas si quieres que tu vida conserve sentido. Foodie, cocinera y buscadora de experiencias gastronómicas memorables.

Latest posts by Sheila Vargas Rojas (see all)

2 comentarios en “¡Mujer a la cocina!”

  1. Yo levanto la mano por el título ¡Qué buen artículo! Excelente comparación que en la cocina se inician y se resultan los mejores platillos para reunir y dar gusto a la familia, aun así no dejamos el cerebro sólo allí también tejemos ideas y pensamientos para poner en práctica en la vida de una emprendedora. ¡Gusto saludarte! Y a todas las emprendedoras digitales del grupo.

    1. Gracias mi querida geminiana. Gocé mucho escribiéndolo y creo que se notó. Lo de la comparación de los procesos de emprendimiento con la cocina es algo que tengo retumbando desde hace rato y se me ocurrió regalarlo por nuestro mes. Feliz de que pasaras por aquí. Un abrazote. Se te extraña

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
× ¡Comunícate con nosotras!