Ponle amor a tu negocio

La pasión suele ser una de las características fundamentales de los soñadores, y todo emprendedor es un soñador, o por lo menos así lo percibo. Pero la pasión si no se renueva y cae en la rutina, se agota (tal como el deseo en las parejas) Por eso mi invitación de hoy es: Ponle Amor a Tu Negocio.

¿Cómo así?

El Diccionario Oxford Language define la pasión como “Sentimiento vehemente, capaz de dominar la voluntad y perturbar la razón (…)” En el sitio web psquitaria.com comentan que la pasión hace que el sujeto modifique las ideas, sobrevalorándolas.

Me parece interesante estas connotaciones porque el impulso que nos genera la pasión ciertamente nos ayuda a iniciar proyectos, a continuar nuestros caminos y sentirnos entusiasmados. Sin embargo, pareciera que nubla la lógica y aumenta las expectativas, opacando así la objetividad que tanto bien nos hace cuando desarrollamos nuestras ideas de negocio.

Para el término Amor, el mismo diccionario ofrece la siguiente definición: “Sentimiento de vivo afecto e inclinación hacia una persona o cosa a la que se le desea todo lo bueno.”

Ahora bien, en la preparación de este artículo me topé con la Teoría Triangular del Amor de Robert Stenberg (1986) que presentó una primera definición desde el punto de vista psicológico, donde se mencionan tres componentes: Intimidad, Pasión y Compromiso; con combinaciones entre sí que dan como resultado varias dimensiones:

  • Intimidad sin Pasión, con cierto nivel de compromiso = Cariño (amistad)
  • Pasión sin Intimidad y sin Compromiso = Encaprichamiento
  • Compromiso (tal vez por interés) pero sin pasión ni intimidad = Amor Vacío
  • Pasión e Intimidad pero el compromiso se va perdiendo en el tiempo = Amor Romántico
  • Compromiso e Intimidad pero la pasión se ha ido extinguiendo = Amor Sociable
  • Cuando se combinan los tres elementos, intimidad, pasión y compromiso, es un Amor Consumado.

Si deseas saber más te dejo el enlace del artículo del blog La Mente es Maravillosa

amor

Más Amor, menos pasión para nuestros negocios

En fin, luego de meditar sobre esto me hago, y te comparto, estas preguntas a manera de reflexión

¿Estoy apostando por un Amor Consumado en mi Negocio?

Cuándo estoy sola, es decir en intimidad conmigo misma ¿me sigue emocionando mi emprendimiento? Y además ¿expreso el compromiso y la emoción en acciones concretas, disciplinadas, enfocadas para lograr mis objetivos?

¿Sufro del síndrome de la efervescencia: Comienzo con todas las fuerzas y ganas pero después me voy apagando?

efervescencia

Estas preguntas no tienes que contestarlas en los comentarios si no quieres, pero sí te invito a que, con el corazón en la mano nos demos respuestas, pues en ocasiones nos encontramos con situaciones del tipo “nuestro negocio no avanza” “qué pasa que no le veo el queso a la tostada» (para referirnos a los resultados que esperamos, generalmente económicos) y tal vez la solución la tengamos muy cerca o dentro de nosotras pero por Pasión Desenfranada o Falta de Compromiso, no la veamos.

La Pasión Desenfrenada nos ciega. No podemos ver oportunidades, soluciones, otros enfoques que pueden hacer mejorar nuestros productos, servicios o ideas en general.

La Falta de Compromiso nos detiene. Caemos en el «después lo hago», no damos prioridad a lo realmente importante. En conclusión, no avanzamos.

El Amor, como la Fuerza que Mueve al Mundo, nos mantiene en el camino con objetividad, realismo y sana relación. Esto aplica para todo en nuestras vidas ¿no lo crees?

Ponle amor a tu negocio

Te dejo algunas ideas para Ponerle amor a tu negocio

  1. Ten objetivos SMART
  2. Sé detallista. Organiza y ejecuta tareas pequeñas que vayan en el camino de tus objetivos.
  3. Hazle, y hazte, cariños. Celebra cada logro por sencillo que parezca. Mírate (a ti y a tu negocio) con amabilidad.
  4. Evalúa con objetividad la ruta recorrida, los alcances y la cercanía al objetivo.
  5. Aprende de los errores. Ajusta lo que sea necesario y listo, no pasa nada, continua.

ponle amor a tu negocio

Te dejo estas frases, toma la que gustes

Te dejo estas frases para seguir reflexionando. Toma la que gustes para aplicarla a tu vida laboral y a la gestión de tu emprendimiento o negocio.

El Amor es la Fuerza Más Potente que Existe.

Mahatma Ghandi

 

Allí Donde Hay Amor Hay Vida.

Mahatma Ghandi

 

El Amor Más Fuerte es aquel que puede mostrar su fragilidad.

Paulo Coelho

 

Las verdaderas historias de amor no tienen final.

Richard Bach

 

Una vida sin amor es como un árbol sin flores o frutos.

Khalil Gibran

 

El amor lo conquista todo.

Virgilio.

“Nunca tienes que iniciar un negocio solo para ‘hacer dinero’. Empieza un negocio para hacer una diferencia.”

Marie Forleo

«El emprendimiento es hacer que aquello que te apasiona en la vida sea lo fundamental, de manera que puedas sacarle el máximo provecho y lo hagas evolucionar»

Sir Richard Branson

«Los sueños pueden hacerse realidad si se tiene el coraje de perseguirlos» 

Walt Disney

«Tienes que enamorarte de lo que haces, porque todo emprendedor se enfrenta a un montón de trabajo duro y a muchas adversidades. De ese amor va a surgir la dedicación y lo que te hará saltar de la cama a las 4 de la mañana con esa gran idea que acaba de surgirte y que te mantendrá trabajando hasta las 11 de la noche sin que te sientas cansado»

Ken Field,

¿Con cuál frase te quedarás? 

The following two tabs change content below.

Anselys Borges

Community & Social Media Manager. Bloguera. CEO de Maith Comunicaciones Amante de la comunicación que conecta. Escribo desde el corazón para emocionar.

7 comentarios en “Ponle amor a tu negocio”

    1. Así es. El amor es la fuerza mas poderosa del universo, a mi parecer. Imagina todo lo que podemos lograr si lo aplicamos a diario en nuestros negocios. Gracias por tu comentario Mariene.

  1. Amor es clave para seguir adelante, sino amaramos lo que hacemos día a día eso sería muy triste para el ser humano, por eso muchos viven amargado jajaja en realidad si se emprende y se mantiene ese amor por el negocio, el éxito llega. Eso pienso.

  2. Guao Anselys, ha retumbado oportunamente este llamado. Algo así como «Parare ahí, unos segundos. Ponte una mano en el corazón y otra en tu propósito» Las preguntas son pequeños dardos en ese tablero donde visualizamos y damos forma al propósito, planes y acciones que estamos realizando y/o los cambios que nos corresponde asumir. Nada sencillo. Al mismo tiempo, la conciencia de ellos nos reta e invita a movernos y avanzar. Graciasssss

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Scroll al inicio
× ¡Comunícate con nosotras!