Emprendedoras Digitales de Venezuela

¿Qué esperan de mí?

¿Qué se espera de mí?, ¿Qué esperan de la mujer?

Seguramente, en algún momento de la vida, nos hemos hecho la pregunta, ¿Qué esperan de mí?

¿Qué podemos decir de una mujer?

La mujer es un ser de carácter fuerte, bendecida por sus incalculables cualidades y capacidades, y muy particularmente por esa virtud de poder ejecutar varias tareas e incluso en simultáneo, lo que llaman esa capacidad de ser multifacética o multitareas. Lo cual puede ser una ventaja en la mayoría de los casos, pero también resultar un riesgo para nuestra salud mental y física; ya que implica cierto esfuerzo y desgaste incluso emocional, para poder cumplir con las metas que nos asignan.

La sociedad continuamente nos impone, en muchos casos, una vara que en cierta forma resulta difícil de alcanzar o unos zapatos que pueden ser difíciles de llenar. Puesto que, es más radical el nivel de exigencia que le atribuyen a la mujer; en el sentido de que esta pueda o no realizar varias actividades a la vez, y desempeñarse eficientemente en diferentes roles y posiciones. Y aunque en general, las mujeres asumimos cada rol como cualquier persona con capacidad de pensar, discernir y decidir, y así contribuir a la toma de decisiones.

La evolución de la mujer

A lo largo de los años, las mujeres hemos ido creciendo personal y profesionalmente, ocupando espacios que antes nos eran prohibidos o donde se creía que no teníamos las capacidades para desenvolvernos.

Hemos luchado por años para ser reconocidas, y acceder a diferentes áreas en lo social, económico, político y más, entendiendo que no se trata de competir o ser igual que los hombres; sino de reconocer que como mujeres también podemos asumir riesgos y responsabilidades como cualquier otro ser humano.

La mujer en un solo día, es la madre, la amiga, la hija, la emprendedora, gerente o empleada, es la compañera, la esposa.

Y de todas ellas se espera siempre que recuerdes, que hagas, que resuelvas, que cuides, que protejas, que cocines, que realices la presentación del proyecto, que atiendas a los niños. Y así con todas las tareas para con cada persona que te rodea y que esperan algo de ti.

¿Qué se espera de mi?

Lo que esperan de mí, según la historia

Según la base bíblica somos reconocidas como Ayuda Idónea, así que se podría decir que fuimos creadas para ser apoyo. Pero no cualquier apoyo, sino el ideal; por ser capaces, inteligentes y hábiles para desempeñarnos con excelencia en cualquier tarea.

Y está visto que las mujeres son reconocidas por su buen desenvolvimiento en actividades, incluso en las que no se creía que podían afrontar, o en la toma de decisiones, en la ejecución de actividades que requieren un gran esfuerzo físico, o un gran nivel de riesgo. Las mujeres hemos sabido ganarnos nuestro lugar, y el reconocimiento y respeto de aquellos a quienes servimos. Y cabe destacar que no se trata de una competencia contra el hombre, porque también reconocemos que hay actividades en las que ellos son mejores.

Pero, así como por mucho tiempo, no se nos dio reconocimiento, ahora es momento de que sea valorado el trabajo de cada una de las mujeres que nos esforzamos por ser excelentes en cada cosa que hacemos.

Además de considerar que hay un rol, que no puede ser compartido, como lo es, el de ser madre, y aunque es cierto que hay padres que colaboran mucho en el proceso de espera y en la crianza de los hijos; hay cosas que solo una madre puede hacer. Y esto es algo, que como mujer valoramos y que seguramente no cambiaríamos.

Lo que quieres para ti versus lo que esperan de mí

Así que, para este nuevo año, donde nos planteamos nuevas metas y objetivos. Nos proponemos perder peso, emprender, comprar una casa o hacerle mejoras a la que tenemos, ampliar nuestro negocio u obtener un ascenso, casarnos o quizás divorciarnos.

Y sea cual sea, tu plan de vida para este próximo mes, o año; que lo que te mueva no sea la respuesta a ¿qué esperan de mí?, sino ¿qué quiero para mí?

Y puede sonar algo egoísta, pero quizás también hemos escuchado en algún momento que no podemos esperar que otros vean en nosotras, lo que nosotras mismas no podemos apreciar (y puede que sea básico) pero es totalmente cierto.

Cada día tiene su propio afán, y como mujer son muchas las cosas que día a día resolvemos; y ante las cuales podemos sucumbir. Por lo que más que aconsejarte, quisiera pedirte que, ya que estamos en el segundo mes del año, si aún vez que no avanzas o que no logras dirigir correctamente tus objetivos, hagas borrón y cuenta nueva y céntrate en ti, en lo que quieres, y lo que sueñas; y luego enfoca toda esa bella energía para ayudar de manera correcta a los que te rodean.

Y cuando nuevamente, venga esa voz con la pregunta, pero ¿qué esperan (quieren) de mí?; detente y recuerda qué quieres para ti.

The following two tabs change content below.

Yessica Querales

Desde hace 2 años decidí emprender como Asistente Virtual, motivado a mi deseo de poder tener mayor tiempo de calidad con mi familia y a querer ser dueña de mi vida. Con una experiencia de más de 12 años, ejerciendo actividades administrativas, de compras, entre otras. Además de mis estudios universitarios, obteniendo el título de T.S.U. en Comercio Exterior, y la licenciatura en Administración que estoy cursando actualmente. Soy la feliz madre de un apuesto caballero y una bella princesa, soy hija y hermana; y una mujer emprendedora y soñadora. Además de ejercer como Asistente Virtual, soy creativa en la escritura y diseño de artes y manualidades.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Ir arriba
× ¡Comunícate con nosotras!